La Diócesis Ortodoxa Copta de Minya, ubicada en el sur de Egipto, dijo el martes que las conmemoraciones de la resurrección de Jesús se limitarán a las oraciones litúrgicas “sin ningún tipo de manifestaciones festivas por respeto a los fieles que fueron asesinados por terroristas suicidas del Estado Islámico .

La provincia de Minya tiene la mayor población copta en el país y tradicionalmente llevan a cabo servicios por la Vigilia de Pascua en la noche del sábado y festividades y comidas familiares el Domingo.

Los cristianos en Minya han vivido en constante temor de ataques terroristas debido a la gran población de Musulmanes salafistas de la zona. En varios pueblos los Cristianos celebran misa bajo una cruz dibujada en la pared, para de ser necesario poder borrarla con rapidez.

Fuentes policiales dijeron que 28 personas han sido detenidas por sus posibles vínculos con la planificación y financiación de los ataques realizados el Domingo de ramos.

Gracias a las pruebas de ADN, las autoridades también han identificado a los dos autores de la masacre como egipcios que habían viajado a Siria solo para luego volver a Egipto sin pasar por los controles fronterizos. Los dos yihadistas llevaron a cabo ataques suicidas separados en las iglesias de San Jorge en Tanta y San Marcos en Alejandría, mientras que los servicios del Domingo de Ramos se llevaban a cabo. Los ataques cobraron la vida de 46 personas y dejaron más de un centenar de heridos.

Uno de los terroristas fue identificado con el nombre de Abu Ishaaq al Masri, y se dice que nació en 1990 en la provincia de Sharqiya, situada en el delta del Nilo al norte de El Cairo. Se cree que en Enero del 2017 entraron a Siria y luego las autoridades perdieron su rastro.

El bombardeo de Alejandría fue, según se informa, la obra de Abu al-Bar al-Masri, que estando cerca de las puertas de la iglesia acciono el explosivo que llevaba puesto.

El martes, el Parlamento Egipcio declaro de forma unánime el estado de emergencia que había sido declarada la noche previa por parte del Consejo de Ministros de el Presidente Abdel Fattah el-Sissi. El estado de alerta estará vigente durante los próximos tres meses, momento en el cual puede ser renovado si es necesario.

El estado de emergencia otorga al presidente amplios poderes excepcionales incluyendo la capacidad de establecer tribunales especiales, interceptar comunicaciones, imponer la censura, o incluso decretar el toque de queda.

Activistas de derechos humanos han expresado su temor de que el estado de emergencia aumentara aún más la represión en un país donde las libertades públicas han sido aplastados en los últimos cuatro años, bajo el pretexto de la guerra contra el terrorismo.

El Centro de Investigación Pew informó el martes que Egipto es ahora el país con el más alto nivel de restricciones a la religión en todo el mundo.

Mientras tanto, el Estado Islámico se ha vuelto cada vez más activo en Egipto, especialmente en la región de Sinaí del Norte, y recientemente se comprometió a intensificar sus ataques contra los cristianos de Egipto.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here