Venezolanos, lamento informarles que nos hemos quedado un poco cortos, parece que nos han faltado tan solo 10000 personas para batir el record de la mayor reunión social de la historia, solo nos supera el concierto de los Rolling Stones. Y es que, como ya es habitual, lo que parece ser el sentimiento de arrechera por falta de comida, por la inseguridad y porque constantemente nos vean la cara de pajuos se transforma en cuestión de segundos en una larga caminata con los panas y en el mayor nido de farándula que se haya visto. No todo es malo, de hecho si logramos batir el record del mayor índice de fotos por segundo.

¿A la gente le gusta marchar? Es decir ¿A la gente de pana le encanta tener que recorrerse media cuidad con olor a cloaca bajo la tremenda pepa de sol? A mí no me gusta, y debo ser un raro, porque parece que la mayoría disfrutan del paseo mientras se ríen, toman fotos y enseñan sus carteles de “Maduro Mariposón” para hacer reír y ganarse el reconocimiento de quienes los rodean.
No duré mucho en la marcha, mientras más me adentraba más me invadían las ganas de irme, y es que yo no soy de los que les gusta hacer cosas innecesarias y menos para recibir nada a cambio.

No hay que ser muy avispados para darse cuenta que a los venezolanos, en lo profundo de su ser, que los chavistas nos gobiernen o no, les sabe a bola, escuché a una señora decir: -Yo amo a Nacho, quiero tomarme una foto con él, le di like a todas sus fotos en Instagram.- y junto a ella tres carajos hablaban sobre las tácticas de guerra que usarían contra la GNB, jugando así a el “Call of duty endogeno” como dice Acquaviva.

Por más crudo que suene, que una bala atraviese el pecho de un estudiante o que una piedra parta el cráneo de un guardia no cambiara nada, pues vamos desorganizados, sin un objetivo claro, hipnotizados por la farándula, la foto y el creerse de pana que son unos héroes y que mucho hacen tirando piedras.

Simón Bolívar por ejemplo si tenía un objetivo claro, y conducía acciones que lograrían dicho objetivo, si la solución era tomar Caracas pues vendría desde los Andes para hacerlo, entonces díganme ustedes ¿de qué carajo sirve una marcha multitudinaria en Barquisimeto? Si la raíz del problema queda en Caracas meterle el pecho a una bala en Barquisimeto es tan ilógico como triste.
Yo soy de Caracas, y no es mucho mejor, pues si el objetivo de las marchas no es acabar con la dictadura pues prefiero dejar de asistir. No me importan los magistrados, no me importa el ministerio tal, me importa que se sustituya todo el sistema y mientras sigan llamando a la calle para que con el paso del tiempo terminemos en la casa, tocando cacerola, prefiero quedarme en la casa de una vez.

Mi mensaje para quienes leen sería este: no salgan a matarse por acciones que llevarán a nada, no salgan a marchar si saben que terminarán en la casa con el mismo panorama, hagámoslo cuando de verdad vayamos de frente, sin miedo y con arrechera, no con el celular en la mano y una sonrisa en la cara.

¿Qué nos falta? Un plan inteligente, un líder tanto bueno como despiadado, pasar más hambre, que cierren el Twitter y el Instagram, que maten a más de los nuestros y ¿saben por qué digo esto? porque salimos contentos a marchar, felices. Parece que no hemos pasado lo suficiente como para estar verdaderamente desesperados.

Imagínense que las marchas sin sentido son una caja fuerte que por cada intento que fallas en atinar la clave te electrocutan, podemos marchar a la defensoría, en el Zulia, al CNE, y todas esas variantes serían colocar la clave incorrecta, no recibimos nada sino muertos, lacrimógenas y electrochoques. Sin embargo, si colocas la clave bien recibirás una descarga aún mayor, pero esta se abrirá dejándonos la recompensa, ¿la clave que correcta cuál es? Miraflores y la combinación de cosas del párrafo anterior.

No sé, solo tengo 18 años y puede que sea yo quien no entiende nada y todas estas acciones si tienen un plan detrás perfectamente estructurado, pero la verdad es que cada acción que la oposición lleva a cabo la veo cada vez con menos sentido y cada vez la percibo más como una mayor pérdida de tiempo. Vamos encaminados, hermanos, a lo mismo del 2014, muertos, meses o semanas de represión sin lograr cosa alguna, para después ladrillarnos y con el paso del tiempo volver a nuestra rutina habitual.

No depositen su confianza en quienes los seducen sin plan alguno, pongan su confianza en quienes les dicen las cosas como son, en ustedes mismos y en un verdadero plan. Mientras que alguien así aparezca, ni vale la pena revisar en exceso las noticias acerca de Venezuela, pues pasará lo mismo que viene pasando desde hace años.

Terminare con una cita de John Patrick Acquaviva “creer que podemos ganar una lucha a la fuerza teniendo escudos caseros, unas rocas y uno que otro cóctel molotov frente a la PNB, GNB y colectivos armados por el oficialismo es fatalmente ignorante, tenemos que crear un estado de desgobierno por medio de la protesta CONTINUA y pacifica, esto no quiere decir que no habrán heridos ni muertos, ya que es de asumir que las fuerzas opresoras del estado buscaran iniciar la violencia sin importar que tan pacifistas seamos, pero significa la diferencia entre docenas de muertes o miles, los que creen que son Rambo corriendo por la jungla tienen que bajar a la tierra una vez mas y asumir su rol necesario en estas protestas, que no es uno de Bolivar 2.0, y los que representan la mayoría que no están dispuestos a dejar que las protestas sean sinónimo de ya no poder ir al cine o a la playa tienen que entender que unas protestas tipo campamento vacacional jamas darán resultado, hay que ir a la calle y quedarse en la calle, si, quedarse, esto implica armar espacios seguros donde puedan dormir mientras que otros mantienen guardia, hay que colapsar el sistema de transporte para que aun los que no quieren protestar no puedan seguir con sus vidas como si nada estuviera pasando, se tienen que aplicar estrategias reales, porque sin ellas no somos mas que gallinas sin cabeza.”

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here