Tengo 18 años y nunca he visto gobernar a un partido político distinto, hace 18 años que el PSUV trajo su socialismo a Venezuela y, además de uno que otro viaje a Estados Unidos, no he sabido lo que es realmente un modelo político que funcione y menos en mi país. Por lo que me han dicho los adultos, antes del muertísimo de Chávez había democracia, que tenía sus fallos, sí, pero esos fallos pasan desapercibidos ante la corrupción enferma de estos desquiciados y su pésima forma de hacer revolución.

No quiero ser ladilla diciéndoles cosas que ya saben, todos sabemos que los del gobierno son unos hijos de puta, todos incluso sabemos las cuatro o cinco típicas propuestas para sacar a Maduro que nunca se llevan a cabo, la recolecta de firmas, la protesta pacifica de 3 horas, las declaraciones por periscope, la carta democratica y el Papa Francisco.

Pero si me gustaría aportarles algo que sé que muy poca gente ha pensado, en lo particular pienso que como oposición ya deberíamos dejar de culpar al gobierno, de bolas que son unos malditos pero para avanzar hay que tener claro que no van a cambiar, es como convencer a un viejo de 90 años a que cambie de opinión cuando ha hecho lo mismo durante toda su vida, los chavistas van a lo que van, a robar, a hacerse ricos, y a pajaerse en las noches creyendo que están cambiando al mundo con su revolución.

En pocas palabras, es evidente que el gobierno hará todo lo necesario para mantenerse donde están, y es ahí donde, en mi opinión, la oposición comete su peor error, porque ellos, en cambio, no están dispuestos a hacerlo todo para tumbar a la dictadura.

A pesar de que muchos puedan criticar o alabar la forma de hacer política de Capriles, hay algo que no se puede negar, el carajo es un bonachón, el bicho es todo un religioso de esos que rezan 20 avemarías antes de dormir, unos podrán decir que está bien, pero otros, como yo, lo ven como una verdadera lástima, es eso, la falta de viveza, el creer que esto es una película, lo que hace que el gobierno gane batalla tras batalla. ¿Alguno de ustedes se imagina a Capriles planeando el secuestro de un hijo de chavista? ¿Alguno se imagina a Capriles planeando con 20 guarimberos un sabotaje real? Yo no, pero ¿y Diosdado? ahhh…ahí cambia la historia.

Esto es tan simple como que la política en Venezuela es un partido de futbol donde los chavistas usan las manos, muerden y te disparan para meter gol y los de la oposición, entiéndase Capriles, María Corina, Lilian etc. insisten en jugar limpio y hasta defender al gobierno cuando le hacen una falta sin querer. Yo me imagino que en las mañanas Capriles se pone un traje de ovejita mientras Diosdado se cierra el cierre de su traje de lobo.

Los políticos de oposición no actúan como políticos, no están dispuestos a chantajear, a sobornar y a difamar para en algún remoto día llegar a Miraflores.
Una vez mi padre me contó que cuando él era pequeño recuerda que en las grandes fiestas de año nuevo invitaban a políticos Adecos y copeyanos, e invitaban a los personajes que entre sí, o al menos por televisión, se tenían una arrechera indescriptible, ¿pero saben que pasaba en la fiesta? ¡Eran los mejores amigos! Y jugaban vivo y veían la política como un tablero de ajedrez, no como una historieta de los X-men dónde Leopoldo cree que es Wolverine y que tumbara a Magneto el dictador.

Debo reconocer que la agenda señalada por la MUD para esta semana santa me sorprendió bastante, parecen, aunque sea un pelín, un poco más avispados, pero les queda mucho camino para ser los animales políticos que fueron Adecos y copeyanos y los mismos chavistas.

Está bien las marchas, tirar piedras etcétera, pero si no contamos con un político que esté sentado en una mesa con un general y le ofrezca 5 millones de dólares por tumbar a Maduro ninguna de nuestras acciones servirán de nada. Ah bueno, pueden servir para que Lilian o Capriles den un discurso diciendo que todos somos héroes y que Venezuela tiene las mejores playas, el Salto Ángel y el Almagro sálvanos.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here