Hay muy pocas situaciones en la vida mas duras que esas en las que piensas en aquellas cosas que no pudieron ser.

Hechos y situaciones que te hacen cuestionarte si de verdad ”lo mejor es lo que pasa”, o es solo una mentira reconfortante para evitar que pienses en esas grandes oportunidades que prometían mucho, pero que jamas pudieron darse. Personalmente, he aprendido que la vida puede ser cruel, y sus giros a veces traen desdicha sin ningún premio de consolación, lo que me hace cada vez mas dudar de que tal cosa como ”todo pasa por algo” tenga validez en el mundo real. Al final, todo se basa en aceptar los hechos tal y como se dan, y aprender a vivir con ellos para bien o para mal, pero no esta demás echarles un vistazo y analizarlos con cuidado.

Una de esas desdichadas situaciones que me inspiran a redactar este escrito es el caso de Renaldo José Ottolina Pinto, mejor conocido como Renny Ottolina, quien nació en Valencia, el 11 de Diciembre de 1928, y falleció a los 49 años en 1978. A lo largo de la historia de los medios de comunicación en Venezuela, han pasado numerosas estrellas de la radio y la televisión, desde la llegada de las telecomunicaciones en el pais hasta la actualidad, pero definitivamente ninguno como Renny Ottolina.

Decir que fue el mejor animador de la historia de la televisión venezolana no es exageración, pues fue pionero en muchos aspectos de la publicidad, la comunicación social y la producción televisiva en Venezuela. Sumado a eso, su carisma era como el de ninguno.

Renny tenia un talento reconocible aun a kilómetros de distancia, y para quienes llegaron a verlo en su momento, e incluso jóvenes quienes admiramos y seguimos su carrera e historia es imposible decir lo contrario. Quienes llegamos a verlo sabemos de la personalidad irreverente de Renny, reflejo de gran autoestima y confianza en si mismo. Cosa que le llevo a pasar por muchas instituciones educativas en su infancia por su carácter desafiante hacia sus maestros, quienes no dudaban en aplicar acciones retaliativas hacia el.

Sin embargo, esto no fue obstáculo para que Renny a los 17 años, iniciara su carrera mediática en la emisora ´´Radio Caracas´´. Desde su juventud, participó activamente en las actividades culturales de las instituciones donde cursó estudios.

El escritor Carlos Alarico Gómez en su libro acerca de Renny Ottolina, cuenta una anécdota según la cual, un día, decidió pasearse por una plaza con varias fotos de él reproducidas. Decidió venderlas a las personas que pasaban a su alrededor diciendo que algún día lo recordarían, pues él sería famoso.

Es necesario decir que Renny vendía todo lo que anunciaba, debido a su habilidad de convencimiento y poder de convocatoria. Su ya predecible éxito en los medios lo llevo a viajar por todo el mundo, conviviendo y haciendo vida con las personalidades mas relevantes del momento, siendo contratado por cadenas como ABC en Estados Unidos, cosa que le permitió adquirir bastos conocimientos sobre técnicas de producción televisiva para mas tarde firmar un acuerdo con la compañía CBS para crear la estación televisiva TELEVISA, que pasaría a llamarse Venevisión, de la cual fue su primer gerente. Se extendería muchísimo este articulo si nombrara cada acierto en el haber de este prodigioso señor, cuyo éxito y carrera profesional parecían ya estar pavimentados.

La vida política de Renny sin embargo, no comienza formalmente si no hasta 1976, en donde se convirtió en el principal critico del gobierno de Carlos Andres Perez, cosa que lo llevo a ser censurado por el régimen de Perez, pues tachaba su gestión (y con razón) de ineficiente y mediocre. La historia política de Venezuela ha tenido numerosos fracasos encarnados. Encarnados en el cuerpo de muchos sujetos ineptos que desgraciadamente rigieron muy mal los destinos de esta pobre nación, y si hay algo a destacar, es la falta de partidos de derecha en el pais, que apostaran a un capitalismo sano y a un estado menos intervencionista.

Todos los días me convenzo mas de que el venezolano sufre de amnesia selectiva, pues popularmente se cree que el chavismo fue pionera en cosas que realmente no eran extrañas ya para Venezuela, hablando específicamente de la represión y censura que se veía en el gobierno de Carlos Andres Perez, o de el control de cambio de Jaime Lusinchi por nombrar algunos ejemplos. Realmente para ese momento no había mucho para escoger, partidos de centro izquierda cuyas medidas intervencionistas acababan con el país, y partidos centro derechistas que regalaban nuestros recursos a los países extranjeros.

Era una época oscura para los ciudadanos venezolanos, pero Renny surgió como una luz al final del túnel. Una suerte de esperanza encarnada que revivió la fe de millones de venezolanos, que yacía ya muerta en los corazones de muchos que aspiraban algún día, a ver a su país como la potencia económica que alguna vez aspiró a ser.

En 1977 teniendo a consideración el poder de convocatoria que tenía por su trayectoria mediática, decidió bajo la sugerencia de los hermanos Vinicio y Parsifal De Sola lanzarse como candidato presidencial forma una Dirección Nacional de Estrategia que conforman los De Sola, Alfredo Anzola, Vladimir Gessen, Gonzalo Pérez Hernández y Joaquín Silveira, para tal fin. Fundan el partido Movimiento de Integridad Nacional que se identificaba con sus lentes, y que participaría en las elecciones presidenciales de 1978. Para aquel momento, tenía otro espacio en la emisora Radio Uno en el cual continuo con sus críticas al gobierno de entonces y que prontamente, también sería cancelado.

Ottolina durante su campaña política, junto a su entonces asesor jurídico Joaquín Silveira, acostumbraba a leer pensamientos de Simón Bolívar a diario y los desglosaba para dar a conocer los ideales del libertador. Utilizaba constantemente la televisión para crear conciencia para cuidar al país y amar los ideales del padre de la patria.

Ottolina fue un activo opositor del gobierno del presidente Carlos Andrés Pérez, y por si fuera poco, su partido fue el primero que proponía erradicar la carnetocracia, pues era un mal que el mismo definía como anticonstitucional, pues atentaba contra la igualdad de oportunidades ciudadanas, teniendo como meta sustituirlo por la meritocracia, que para mi, realmente, es la formadora de una gran nación.

Ottolina realizó viajes a numerosos sitios, lo que hizo que fuera, sin duda, un gran conocedor de la cultura internacional y fiel admirador del sistema político de países como Estados Unidos y Francia, lo que lo hizo proponer un sistema economico capitalista, que llevado acabo por este genio, conocedor de Venezuela como el solo, no dudo que habría tenido un gran éxito y habría llevado al pais a limites impensables, solo imagínenlo por un segundo.

Ottolina además fue un gran defensor de la recuperación de los valores morales perdidos en una venezuela ya anarquica y sumamente dividida, asotada cada vez mas por la inseguridad en sus calles. Una gran oportunidad para el cambio que tanto se esperaba en el país, una de esas pequeñas oportunidades que tuvimos para cambiar el rumbo de nuestra historia, esa salida que parecía salida del sueño de millones.

Ottolina lideraba las encuestas y su popularidad era masiva, faltando poco para las elecciones presidenciales de aquel funesto año, su victoria era ya indiscutible para todos los analistas del momento, era simplemente perfecto, pero tal y como dije al principio de este articulo, la vida puede ser cruel en muchas ocasiones.

Renny Ottolina falleció en un trágico accidente aéreo en el cual no hubo sobrevivientes, donde ademas viajaba su jefe de campaña Ciro Medina. Ciertamente fue un dia trágico para Venezuela que se bañaba en lagrimas por su perdida, muchos lo atribuyen a un asesinato propiciado por una conspiración de sus opositores, otros, como una tétrica casualidad.

Sea cual sea el motivo, no podemos hacer mas si no pensar en que tan diferentes habrían sido las cosas para esta pobre nación, que hoy en día, se hunde en la crisis y en la mediocridad, muy lejos del sueño de Ottolina y de millones quienes esperaban grandes cosas de esta nación. Hoy en día MIN no es mas que un partido vilipendiado por las acciones de un régimen ladrón, irrespetuoso de los valores ciudadanos, que incluso ha sido usado como estrategia para llevar acabo un fraude electoral.

Hago este escrito como un homenaje a aquel quien tuvo la oportunidad de llevar a Venezuela a grandes alturas, de parte de alguien que espera que muchos mas conozcan su historia, pues lo considero un gran ejemplo a seguir, y digno de que muchos mas lo recuerden como una gran oportunidad que tuvo Venezuela, para tomar un rumbo diferente y mejor.

Honor a quien honor merece.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here