Primero fue Pepsi con su pésimo intento de convertir el activismo social en una campaña publicitaria con Kendall Jenner como imagen central, ahora es United Airlines, quienes están en medio de una pesadilla de relaciones publicas debido a sucesos ocurridos el Domingo 9 de Abril.

En el vuelo 3411 desde el aeropuerto Internacional de Chicago O’hare hasta Louisville, Kentucky, United Airlines sobrevendio el vuelvo y requerían de 4 asientos para miembros de la tripulación de United.

Inicialmente ofrecieron 400 dólares y una noche en un hotel, debido a que era el ultimo vuelo a Louisville de la noche, nadie acepto esta oferta asi que incrementaron la cantidad hasta 800 dólares, aun sin éxito.

Luego deciden que van a escoger a 4 personas al azar para abandonar el vuelo, primero escogen a una pareja, quienes entre criticas y quejas se bajan del avión, luego un hombre, que según la noticia original es un doctor, se rehúsa a dejar el avión citando que necesitaba tratar a pacientes en la mañana.

Asi que United Airlines procede a llamar a 3 miembros de seguridad para remover al pasajero a la fuerza, quienes lanzan al hombre al lado opuesto de su fila de asientos haciendo que golpeara su rostro en el apoya brazos lo cual le causo una rotura en la boca, luego los miembros de seguridad arrastran a este hombre como un animal por en medio de los asientos mientras que los demás pasajeros miran horrorizados.

Minutos después, el hombre vuelve al avión con la cara ensangrentada y bastante desorientado, le siguen los 4 miembros de la tripulación quienes son justamente recibidos con insultos y criticas por parte de los demás pasajeros.

Luego de el incidente, el Director Ejecutivo de United Airlines, Oscar Munoz hizo un anuncio publico:

“Pido disculpas por haber tenido que re-acomodar a estos pasajeros. Nuestro equipo está trabajando de forma urgente con las autoridades para llevar a cabo nuestra propia revisión detallada de lo que sucedió”, dijo Muñoz.

Esto obviamente fue considerado por la mayoría como un bajo intento de ocultar la realidad de lo que había ocurrido y que no fue una disculpa por el atropello que sufrió el pasajero sino solo una disculpa por haber sobrevendido el vuelo.

Bajo la ley americana, United Airline podía haber incrementado el monto ofrecido hasta 1300 dolares, asi como también podían haberle dicho a los pasajeros sobre el estado de sobrevendido que tenia dicho vuelo antes de que estos abordaran el avión, a esto le agregamos la injustificable acción de los miembros de seguridad y tenemos la tormenta perfecta para esta aerolínea, asi que unámonos en decir JODANSE UNITED AIRLINES y esperemos que el pasajero en cuestión pueda obtener una cantidad obscena de dinero en la demanda que sin lugar a duda tomara lugar en las próximas semanas.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here