Es fácil de apreciar que el venezolano promedio no entiende que significa la derecha y la izquierda, ni que es verdaderamente el socialismo y el comunismo, con tal solo ver las reacciones a las personas como yo cuando criticamos a los políticos opositores justamente por ser socialistas y se nos tilda de chavistas por hacerlo.

Este siempre ha sido el juego de la partidocracia política venezolana, el de vender la idea de que existen opciones, cuando desde el punto de vista ideológico lo único que los separa es el color de sus camisetas.

El venezolano opositor promedio odia con el alma al chavismo, pero iría corriendo a apoyar a un político cuyas ideas son virtualmente indistinguibles de las propuestas que llevaron a Chavez al poder.

Es por esto que mi propuesta siempre ha sido clara en este tema, para que Venezuela tenga una oportunidad de ser el país que siempre debería haber sido, necesitamos un gobierno de derecha conservadora nacionalista, y necesitamos dejar a un lado el modelo democrático para permitirle a dicho gobierno el tiempo necesario para arreglar el desastre, también necesitamos prohibir a los partidos socialistas y comunistas de hacer vida política en Venezuela por un plazo no menor a 1 generación.

Sacar al chavismo de Miraflores no hará nada por sacar al chavismo de las mentes y la cultura del venezolano, porque el chavismo no existe, el chavismo no es mas que socialismo, y desde este punto de vista, la inmensa mayoría del país sigue siendo chavista, he aquí, el verdadero problema que tiene Venezuela.

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here