Venezuela fue bautizada como el país del bachaquero. Para quién no lo sepa, el bachaquero es un comprador/acaparador de alimentos que vive de cola en cola para adquirir los productos regulados o de difícil acceso y luego revenderlos a un precio bastante elevado, o mejor aún, trasladarlos a Cúcuta y ofrecerlos en pueblos fronterizos a cambio de unos cuantos pesos colombianos. Para serles sincero, esta situación me causa una total repulsión y furia.

Nuestro país actualmente pasa por una horrible inflación que supera al 500% y una escasez de productos que nunca se había visto en nuestra historia. Arroz, pasta, azúcar, leche en polvo y liquida, café, harina, aceite, pañales, medicinas, champú, jabón y otros bienes se encuentran casi desaparecidos de los anaqueles. Por decirles que hasta una salsa de tomate o un frasco de mayonesa están tan caros que la gente prefiere prepararlas de manera casera; En tiempos de distintos tipos de crisis, cualquier esfuerzo es vital, sobre todo cuando se trata de sustituir algún plato que era habitual en tu consumo o fabricar tus propias salsas o mantequillas.

Pero yendo al grano, no es justo hacer una maldita fila en un supermercado por un día entero, sabiendo que estás perdiendo horas trabajo y valioso tiempo solo para soportar el inclemente sol y posibles robos solo por obtener un producto, como muchas veces sucede. ¿Uno solo? ¿Por qué? ¡¡¡PORQUE CUANDO APARECEN ESTAS JAURÍAS DE ABUSADORES, OPORTUNISTAS Y LA GRAN MAYORÍA DE LAS OCASIONES, DELINCUENTES ARMADOS, ARRASAN CON TODO A SU PASO!!!

Sé muy bien que todos tenemos necesidad (unos más que otros) pero es injusto y deprimente ver que una madre o un padre de familia llegue a una cola maratónica y una manada de bachaqueros también haga presencia para armar bochinche y llevarse cualquier cantidad de cosas, todo gracias al poder económico que estas personas indeseables poseen. Una tajadita para los que “vendedores” de cupos, unas cuantas para los guardias y otra para los cajeros para que hagan el papel de sordo mudos y listo… ¡A COMPRAR!

Hubo un tiempo en nuestro país (2015-2016) en donde todos quisieron adaptarse a este estilo de vida de comprar y revender, no obstante, el peligro que corrían en la frontera era inminente sino llevaban ese valioso papel que a todos nos gusta tener: el dinero. Plata para que el guardia te deje pasar, plata para el paraco que te encontrases en el camino y hasta para el guerrillero colombiano que anduviera por ahí pelando gajo.

Si no pagabas, los primeros te dejaban preso o los segundos y terceros te asesinaban a mansalva, así de simple; Para muchos oportunistas este negocio no les resultó rentable y tuvieron que regresar como perros arrepentidos a sus trabajos normales.

La GNB, fuerza de “protección para el pueblo venezolano” ha sido la más beneficiada. Para que estos permitiesen a mafias enteras de bachaqueros hacer sus fechorías frente a nuestras narices, no solo le quitaban dinero, también productos buscados… ¡¡¡Y LUEGO LOS VEMOS MUY SONRIENTES EN CADENA NACIONAL, JURANDO FIDELIDAD A UN MUERTO Y DESHONRANDO MÁS EL UNIFORME Y AL JURAMENTO QUE HICIERON!!!

Para concluir, me parece excelente la medida de atrapar y encarcelar a cualquier persona que se preste a esas actividades delictivas. Como ciudadanos de esta República, no podemos permitir que estos malandros amedrenten nuestro día a día solo por querer llevarse los productos y atentar contra el propio pueblo al ponerle un precio excesivamente caro.

Absolutamente nadie tiene que dejar que esos seres sin escrúpulos lleguen a sus comunidades a formar alboroto y escupir amenazas porque no les venderán nada. No les teman, enfréntenlos para que el mundo entero vea la mafia que se instauró en la nación con el tema alimenticio.

Finalmente, hagan respetar su comida y su tiempo de espera, o mejor aún: protesta nacional para salir de este barranco llamado Socialismo del SigloXXI, porque si pensaron que el CLAP los iba a salvar, pues se equivocaron

Comentarios

Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here